54. Caracterización y conservación de ecosistemas marinos

Descripción de las acciones Esta medida consiste en determinar la condición actual o estado de salud de los arrecifes y comunidades coralinas, e implementar un programa de monitoreo que permita hacer un seguimiento a través del tiempo de la condición ambiental de estos ecosistemas, con la capacidad para detectar el riesgo ambiental real o potencial.
Información pertinente Se espera arrancar con un proyecto que permita determinar la condición actual o estado de salud de los arrecifes y comunidades coralinas e implementar un programa de monitoreo, que permita hacer un seguimiento a través del tiempo de la condición ambiental de estos ecosistemas con la capacidad para detectar en tiempo y forma eventos de riesgo ambiental real o potencial.
Los beneficios del proyecto son:

  • Determinar superficie de arrecifes y comunidades coralinas protegidas y propuesta de protección.
  • Determinar nuevas especies a conservar.
  • Valorar impactos y afectaciones sociales.
  • Determinar listado de especies con valor comercial. -Reconocimiento público y de imagen de responsabilidad social corporativa asociada al proyecto.
Eje Estratégico Nacional Reducir las presiones y el uso inadecuado de la biodiversidad a niveles que aseguren su conservación.
Metas de Aichi para la Biodiversidad a las cuales aporta
Meta Nacional a la cual aporta
Progreso Completada
Efectividad para alcanzar Metas Nacionales y/o AICHI La medida implementada ha sido parcialmente efectiva
Razones

Con esta medida se mitiga la contaminación que llega al ecosistema marino y particularmente el coralino mediante la extracción de desechos sólidos para la protección de la fauna marina y salud de los océanos. En el último año se recolectó 214,18 kg de material, del cual el 85% corresponde a redes y monofilamentos y un 15% a vidrio, metales y plásticos, en alrededor de 10 playas de tres áreas protegidas. Las tareas de limpieza se realizaron en la Reserva de Producción Faunística Marino Costera Puntilla de Santa Elena (Remacopse), provincia de Santa Elena y en el bajo Cantagallo, localizado en el área de influencia del Parque Nacional Machalilla, en Manabí.

En los bajos de la Remacopse se extrajeron restos de plásticos como cucharas y tarrinas, nylon de artes de pesca; la basura retirada alcanzó los 8 kilos pudiendo mejorar el hábitat de las especies que viven y se reproducen allí. En Cantagallo se extrajeron 30 kilos de desechos, en donde primaron los paños y redes chinchorreras. Este trabajo se realizó en coordinación con personal de la Secretaría del Mar, Subsecretaría de Recursos Pesqueros y del Parque y del Parque Nacional Machalilla.
Durante estas actividades, se logró liberar pequeñas especies enredadas en los desechos, otorgándoles la posibilidad de continuar con su ciclo de vida en las profundidades del mar.

Enlaces y/o mapas
Obstáculos o barreras para alcanzar la Meta Nacional

En los bajos de la Remacopse se extrajeron restos de plásticos como cucharas y tarrinas, nylon de artes de pesca; la basura retirada alcanzó los 8 kilos, y de esta forma se mejoró el hábitat de las especies que viven y se reproducen allí. Mientras que en Cantagallo se extrajeron 30 kilos de desechos, en donde primaron los paños y redes chinchorreras. Este trabajo se realizó en coordinación con personal de la Secretaría del Mar, Subsecretaría de Recursos Pesqueros y del Parque y del Parque Nacional Machalilla. Durante estas actividades, se logró liberar pequeñas especies enredadas en los desechos, otorgándoles la posibilidad de continuar con su ciclo de vida en las profundidades del mar.

A esta iniciativa se unen la Red de Áreas Marino Costeras, el Ministerio de Turismo, la Armada del Ecuador, Instituto Nacional de Pesca, Clubes de Buceo, entre otros. Portando a la descontaminación de los fondos marinos, la Subsecretaría de Gestión Marina y Costera (SGMC) del Ministerio del Ambiente (MAE) realizó la recolección de desechos alojados en las profundidades marinas. Sin embargo, esta medida solo mitiga el problema y se requieren políticas más fuertes para evitar el arrojar desechos sólidos al mar.

Necesidades de capacitación Se requiere capacitación en educación ambiental a nivel colectivo para incidir en cambio profundos sobre los modelos de consumo que atentan con la conservación de especies sensibles y su hábitat.