51. Protección de especies en peligro. Estudio de las Poblaciones de aves marinas en Galápagos: Caso pingüino de Galápagos y cormorán no volador

Descripción de las acciones El pingüino de Galápagos y el cormorán no volador son especies endémicas, que se han monitoreando desde el 2010 para generar información sobre el estado poblacional, distribución y amenazas. En base de esta metodología, para el 2016 se estimó la abundancia de pingüino de Galápagos en 1150 individuos y de cormorán no volador en 2043 individuos; mediante el estudio se pudo confirmar que la población de cormoranes presenta una tendencia ligeramente negativa en relación a 2015.
Información pertinente El pingüino de Galápagos se encuentra en peligro (EN) y el cormorán en Vulnerable (VU) (IUCN 2016) debido a que su rango geográfico es limitado y su número poblacional es pequeño. Además, debido a la presencia del fenómeno de El Niño, como ocurrió en 1982-83 y 1997-98, estas poblaciones pueden disminuir su número poblacional y afectar su tasa reproductiva (Vargas 2006, Jiménez-Uzcátegui et al 2015). Entre sus amenazas se encuentran las especies introducidas: perros, gatos y ratas.
Eje Estratégico Nacional Reducir las presiones y el uso inadecuado de la biodiversidad a niveles que aseguren su conservación.
Metas de Aichi para la Biodiversidad a las cuales aporta
Meta Nacional a la cual aporta
Progreso Bajo implementación activa
Efectividad para alcanzar Metas Nacionales y/o AICHI La medida implementada ha sido parcialmente efectiva
Razones El 2016 se estimó la abundancia de pingüinos de Galápagos en 1150 individuos y de cormorán no volador en 2043. La población de cormoranes presenta una tendencia ligeramente negativa en relación a 2015.
Enlaces y/o mapas
Obstáculos o barreras para alcanzar la Meta Nacional Continuar con el trabajo en conjunto con la Dirección Nacional del Parque Nacional Galápagos
(DPNG) y científicos colaboradores en 2017. La información obtenida de este monitoreo sistemático y programa de captura-recaptura se lo realiza a largo plazo. Por lo tanto, se recomienda continuar con el monitoreo hasta el 2019 para detectar cambios poblacionales y tener un mejor conocimiento en el cambio climático. Hay que continuar con el control de especies introducidas por parte de la DPNG en las zonas de las colonias de anidación. Además de realizar un monitoreo de presencia–ausencia de roedores introducidos en islotes. Recomendar a la DPNG para que se realice una cuarentena con los turistas al bajar a las zonas de anidación, principalmente en Punta Suárez (Española), Punta Espinoza (Fernandina) y Punta Albemarle (Isabela). Asimismo recomendar que los cazadores realicen una cuarentena previa a su viaje; este proceso ayudaría a evitar la posible introducción de agentes patógenos. Continuar con el proceso del Plan de Acción deL Acuerdo para la Conservación de Albatros y Petreles (ACAP).
Necesidades de capacitación En el levantamiento de fondos.