2: Integración de los valores de la biodiversidad

Para 2020, a más tardar, los valores de la diversidad biológica habrán sido integrados en las estrategias y
procesos de planificación de desarrollo y de reducción de la pobreza nacionales y locales y se estarán integrando en
los sistemas nacionales de contabilidad, según proceda, y de presentación de informes.
A. Descripción de como el Ecuador ha contribuido al logro de esta Meta de Aichi
Desde el año 2009, el gobierno nacional se encuentra desarrollando el Sistema de Contabilidad Ambiental Nacional (SCAN) a través del cual se está elaborando varias cuentas de activos ambientales, de flujos físicos y de actividades económicas además de transacciones relacionadas con el ambiente. Precisamente, como parte de esta última se ha estructurado la cuenta de gastos de protección ambiental del presupuesto general del estado; esta estima el gasto en protección ambiental realizado por los agentes económicos para financiar la prevención, reducción y eliminación de la contaminación y otras formas de degradación del ambiente. Adicionalmente, una segunda perspectiva del SCAN respecto de la valoración de activos ambientales lo constituye la Cuenta de Ecosistemas, que se enfoca en las interacciones entre activos ambientales dentro del ecosistema, y en el conjunto mayor de beneficios materiales y no materiales que la economía y otras actividades humanas obtienen de los flujos de servicios de los ecosistemas. A finales de 2018 se piensa contar con un documento preliminar metodológico de la cuenta experimental de ecosistemas para el Ecuador, que estime los cambios en su extensión, su condición y los flujos de servicios ecosistémicos que estos ofrecen. La valoración de la naturaleza y sus funciones y la planificación de las actividades humanas dentro de los límites biofísicos de los ecosistemas en los territorios fue abordada en el pasado a través de documentos declarativos y estudios puntuales promovidos desde proyectos de investigación o de la cooperación. En el pasado los valores de la biodiversidad no formaban parte de los procesos de planificación nacional o del diseño de las políticas públicas. En la actualidad se ha avanzado en la comprensión de los vínculos entre Biodiversidad, Servicios Ecosistémicos y Bienestar Humano, a partir de lo cual se han establecido disposiciones constitucionales, y definidas políticas explícitas que visibilizan el valor de la Biodiversidad y la importancia de la Sustentabilidad Ambiental.

Al 2018 el SCAN tiene tres cuentas de activos, una cuenta de flujos, una cuenta de gastos en protección ambiental y tres cuentas exploratorias, en la que se incluye la cuenta experimental de ecosistemas. A la fecha la cuenta de Petróleo y Gas Natural cuenta con aval metodológico y está lista para su publicación. La cuenta Forestal Maderable se encuentra en proceso de validación en el Banco Central del Ecuador. Adicionalmente, Conservación Internacional ha desarrollado una cuenta, para valorar la diversidad Biológica en el Ecosistema Manglar.

Estas definiciones se recogen en los más importantes instrumentos de planificación del Estado, tales como el Plan Nacional de Desarrollo “Toda una Vida” 2017-2021; las agendas de política sectorial, intersectorial y territorial; la Estrategia de Cambio de Matriz Productiva; la Estrategia para la Igualdad y la Erradicación de la Pobreza; los Planes de Desarrollo y Ordenamiento Territorial que los gobiernos subnacionales están obligados a elaborar y mantener actualizados. Por otra parte, los valores de uso directo asociados a servicios de abastecimiento de materias primas son de alta relevancia para las personas que viven en el ecosistema, pero estos valores no son considerados por completo, especialmente si carecen de precio de mercado. Aún es menos frecuente que se tomen en cuenta los valores de uso indirecto asociado a los servicios de regulación o soporte ecológico.

Actualmente se está trabajando en la estrategia de implementación del Sistema Nacional de Contabilidad Ambiental, que busca crear un comité estratégico de cuentas ambientales conformado por el Ministerio del Ambiente del Ecuador, como órgano rector de la temática ambiental, el Banco Central del Ecuador responsable de la elaboración del Sistema de Cuentas Nacionales, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, el Ministerio de Finanzas y la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES), institución encargada de realizar la planificación nacional en forma participativa e incluyente.

La inversión pública en el Ecuador se organiza a partir de un plan plurianual anclado en el Plan Nacional de Desarrollo. Este plan incorpora los programas y proyectos de los distintos sectores que cuentan con los fondos programados en el período de gobierno. En el plan se evidencia la existencia de intervenciones emblemáticas como Reverdecer Ecuador, que busca revertir la pérdida de cobertura forestal y la degradación de los bosques, así como fortalecer el desarrollo sostenible e implementar políticas que promuevan la conservación del patrimonio natural, el establecimiento de prácticas responsables con el medio ambiente y con la población además del fomento de la investigación y generación de conocimiento de los recursos del Ecuador.
El Plan de Desarrollo Nacional es el marco de referencia para la nueva serie (2018) de Planes de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDyOT) de los Gobiernos Autónomos Descentralizados. Esta constituye una oportunidad para incorporar los valores de la Diversidad biológica a nivel local, la aplicación de Codificador Clasificador del Gasto en Políticas Ambientales y para el Sistema de Información de Gobiernos Autónomos Descentralizados (SIGAD).

SENPLADES y el Ministerio de Finanzas han oficializado el uso del clasificador ordenador del gasto público para la política ambiental, con el propósito de avanzar en una mejor integración de los sistemas de clasificación de la inversión y el gasto en materia ambiental. Se ha avanzado significativamente en demostrar y capturar el valor económico de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas; se contabilizan al menos trece ejercicios de valoración que se realizan desde marcos metodológicos distintos (TEEB, TSA, otros). 

Valoracion Socioeconomica del SNAP_compressed.pdf

VALORACION ECONOMICA SNAP TURISMO_compressed.pdf

VALORACION ECONOMICA HIDROELECTRICAS_compressed (1).pdf

La Estrategia de Cambio de Matriz Productiva constituye el marco político-estructural que ha permitido la inserción de la Biodiversidad como uno de los encadenamientos productivos que podrían movilizar la voluntad política y los recursos financieros suficientes para la inclusión efectiva de la biodiversidad en la gestión horizontal y vertical de la política pública (Bioeconomía).

https://bioeconomiaecuador.com/noticias/

A pesar de ello, el nuevo enfoque de medición macroeconómica del bienestar, desde el paradigma del Buen Vivir, no logra aún internalizar el valor que representan los servicios ecosistémicos, especialmente para quienes viven en estado de dependencia directa con la biodiversidad, al tiempo que se garanticen los derechos individuales y colectivos. El costo de las pérdidas de biodiversidad se percibe en escalas locales pero pasa inadvertido en las políticas a nivel nacional, pues el valor real del patrimonio natural está presente en los instrumentos formales, pero ese valor se diluye en la gestión misma de las políticas. Los esfuerzos por demostrar el valor económico de la Biodiversidad y su rol estratégico para garantizar la sostenibilidad, productividad y rentabilidad de los sectores y actividades económicas están atomizados en un sinnúmero de estudios con alcances disímiles. A pesar del reconocimiento del valor estratégico que tiene la biodiversidad y el patrimonio genético, no se logra internalizar adecuadamente dicho valor a la hora de gestionar políticas públicas, fundamentalmente en sectores y agentes económicos que podrían ver sus intereses afectados. La disponibilidad de datos suficientes, actualizados y confiables referentes a ecosistemas constituye una limitante y al mismo tiempo se convierte en un verdadero desafío para construir una cuenta experimental de ecosistemas.

B. Describa otras actividades que contribuyen al logro de ésta la Meta de Aichi
La contabilidad Experimental de Ecosistemas del Marco Central del Sistema de Cuentas Ambientales Económicas (SCAE) es una metodología experimental de la CEPAL 2013; esta constituye una síntesis del conocimiento actual en contabilidad de ecosistemas y puede servir como punto de partida para el desarrollo de cuentas de los ecosistemas a nivel nacional o subnacional.